Salud:
Un lunar puede esconder uno de los tipos más mortales de cáncer
Dermatologaldia.cl

 

Mortalmente parecidos, los melanomas malignos y los lunares a veces se confunden. Pero mirando con detención, las diferencias saltan a la vista. Los primeros surgen repentinamente o evolucionan a partir de antiguos lunares, adoptando formas irregulares, tamaños superiores a 6 mm o colores variados .

De los tres tipos de cáncer de piel, los melanomas son los menos frecuentes, pero los más agresivos.

"Algunos pueden causar la muerte en cuatro a seis meses, porque es un cáncer que hace metástasis muy rápidamente por vía linfática y hematógena, expandiéndose a hígado, cerebro, pulmón u otros órganos. En definitiva, es esto lo que provoca la muerte",.

Lentigo solar


Descubrir un posible melanoma no es difícil, pero hay que prestarles atención, porque muchas veces se ubican estratégicamente en zonas del cuerpo donde no se suele mirar, como espalda, parte posterior del cuello o plantas del pie.

En otros casos, la persona sabe que tiene un lunar "feo", "raro" o "sospechoso", pero por desidia o falta de información, pronto deja de prestarle atención. Y si en vez de un lunar se trataba de un melanoma, éste irá expandiéndose, muchas veces sin siquiera generar síntomas como dolor, picazón o sangramiento.

Se estima que hace 20 años el 90% de los pacientes que padecían melanoma morían por esta causa. Hoy la cifra es de 10%, debido al diagnóstico temprano y la mayor conciencia de la población sobre su riesgo.

 



"Si el melanoma se detecta precozmente la sobrevida de esa persona es casi igual a la población general",.

En qué fijarse


Se  recomienda prestar atención a manchas o lunares que aparecen repentinamente y a aquellos que se tenían de siempre, pero que empiezan a cambiar o crecer, "sobre todo si están en zonas de roce como pliegues, planta del pie, palmas y área del cinturón". Si el lunar pica, sangra o duele, también se debe consultar.

Aunque los melanomas pueden aparecer en cualquier lugar del cuerpo, las zonas más expuestas al sol tienen mayor riesgo.

Un estudio realizado indica que en Chile los melanomas de las mujeres se localizan principalmente en las piernas.

En cambio, en los hombres éstos se ubican principalmente en el torso cuando se trata de pacientes del sistema privado, y en los pies en aquellos del sistema público.

"Los melanomas en el pie son de origen genético y se asocian a población con mayor componente asiático y negroide, mientras que la predominancia en el torso sigue el patrón caucásico y responde a la exposición solar",


Los melanomas empiezan a aparecer en adultos jóvenes. Son más proclives a presentarlos quienes realizan actividades al sol sin protección, personas de piel clara, rubias o pelirrojas, individuos con antecedentes familiares de cáncer de piel o que han presentado un melanoma en el pasado.

Lunares a pabellón


Apenas se detecte un lunar sospechoso, se debe acudir al dermatólogo, que rápidamente podrá determinar si el lunar escapa a lo normal.

Se agrega que actualmente existen también tecnologías para objetivar lo que se observa, como el dermatoscopio y el VideoScan, que permiten hacer un zoom sobre la lesión para analizar en detalle su arquitectura y la pigmentación que ésta presenta.

"Si el lunar es sospechoso, se debe extraer inmediatamente", . Esto se hace de manera ambulatoria y con anestesia local. El médico extrae el lunar con un borde de piel sana a su alrededor y con un espesor suficiente para llegar al tejido graso, ubicado bajo la dermis.

El tejido que se extirpó se analiza para saber si era sólo un lunar o si hay células cancerosas. "Si estas células sólo se encuentran cerca de la superficie, la posibilidad de que el melanoma se haya extirpado completamente es casi del 100%. Pero si éstas ya han invadido capas más profundas de la dermis, es señal de que pueden haber llegado a los vasos sanguíneos o linfáticos", .

Para saberlo se acude a una técnica radiológica llamada estudio de ganglio centinela, que indica cuál es el ganglio linfático más cercano al tumor.

"El ganglio se analiza para ver si las células tumorales lo invadieron, lo que permite sacar solamente los afectados. Esto reduce notablemente las secuelas que antes dejaba este tipo de cirugía, en que se extirpaba todo el paquete ganglionar", se destaca .

Todo esto, sin embargo, puede evitarse de manera muy simple visitando al dermatólogo una vez al año o apenas aparezca una mancha sospechosa.

El sol distingue clase social

El 23% de los melanomas en hombres que se atienden en el sector privado aparecen en las orejas. En cambio, entre los del sistema público la cifra baja a 4,2%. En las mujeres la cifra es de 11% en el sector privado y 0,8% en el público. La brecha se repite también en melanomas en el cuello.

Las cifras delatan una diferencia de comportamiento entre sectores socioeconómicos, una  autora de un estudio que comparó cánceres de piel en sectores alto y bajo y entre hombres y mujeres. "El melanoma se asocia a la exposición intermitente al sol, la que sería mayor en la población privada", explica la investigadora. Esto se debe a que los estratos altos no sólo se exponen al sol en verano, sino también en invierno, al escapar a destinos soleados o practicar deportes como el esquí.

Asimismo, a diferencia del hombre, las mujeres tienen menos melanoma en orejas y cuello, debido a que el pelo protege esas zonas.

EN CIFRAS

101%

Aumentó la incidencia de cáncer de piel en Santiago entre 1992 y 2001, según una medición en cinco hospitales públicos.

90%

De los cánceres cutáneos se deben a la exposición excesiva a la radiación UV proveniente del sol o de solariums.

50%

De la radiación solar que recibirá una persona durante su vida ya ha sido absorbida cuando ésta cumple 18 años.

7

Veces más veloz es el envejecimiento de una persona expuesta al sol en comparación con una que se protege.

5%

Aumentan los tumores de piel por cada reducción del 1% en la capa de ozono.

OTROS CÁNCERES DE PIEL

Carcinoma basocelular:

Corresponde al 80% de los cánceres de piel. Normalmente se presenta como un nódulo o abultamiento pequeño y carnoso en cabeza, cuello, manos o tronco. No suele extenderse a otros órganos, y en el 95% de los casos se cura.

Carcinoma espinocelular:

El 16% de los tumores de piel son de este tipo. Aparecen como una mancha ulcerosa con costra que habitualmente se ubica en áreas expuestas al sol, como cara, labios, dorso de las manos y antebrazos. Puede producir metástasis.

F. emol

E: Dra Patricia Cerda